Empoderemos a nuestros hijos

No sé si les pasará a ustedes, pero la verdad es que yo he comenzado a empoderarme ahora que estoy adulta, que soy una mujer profesional, casada y con una hija; donde ella es mi motor para tener un rol más empoderado, pero esto no es mi culpa, tampoco es la de mi madre, es del sistema social en el que estamos rodeados. Por ello, empoderemos a nuestros hijos/as.

Mi madre no me enseñó a tener confianza en mi, tampoco a enfrentar mis problemas a valerme por mi  misma, eso lo aprendí sola en el camino, pero ella no lo hizo porque tampoco lo hicieron con ella, porque le enseñaron que la mujer no necesita ser empoderada, pero es parte de la «epoca» en que ella vivió (tiene casi 70, sii es una viejita hermosa).

Por eso yo decidí que desde pequeña (bebé) le enseñaría a  mi bebé ser una niña empoderada, valiente e independiente. Pero qué hago o cómo intento lograr ésto.

Te dejo a continuación tips fáciles de aplicar:

COSAS COMUNES QUE HACEMOS

  1. Decir «eso es feo» o «que feo/feito» en relación  alguna acción, juguete, acto, palabra etc. Esto porque los niños y niñas no son capaces de entender que tu estas refiriendote a lo que ellos dicen, hacen o actuan, ellos entienden que mamá/papá, tío/a etc dicen que «juanito/a es feo/a».
  2. Decir tonto/a en ocasiones tenemos tan pegada esa palabra que la decimos sin darnos cuenta y a quién sea, pero debemos tener cuidado con ello, pues al decir tonto/a estamos diciendole al niño/a que es tonto/a, inutil e incapaz. Ellos no entienden, nuevamente, que tu no se lo dices de forma literal, ellos nisiquiera saben que es «tonta/o».
  3. Decir «No, tu no puedes, eres muy pequeña/o».  Yo sé que somos madres aprensivas, pero debemos limitar aquello para no limitar a nuestros pequeños, esto porque siempre le decimos que ellos no pueden y tampoco podrán, los niños y niñas sin literales, el no puedes no es solo para el presente, es para siempre. Por ello, como padres debemos motivarlos, decir, vamos hijo/a, tu puedes, si necesitas ayuda, aquí estoy.
  4. El NO, no sirve. Verán ustedes estaran diciendo, mi hijo/a entiende cuando le digo no, si claro asume que después viene algo, es decir, si mamá dice que no y yo lo hago igual, ella me regañará así que no lo haré, El niño/a jamás entendió por qué razón dijiste no ¿Qué es no?

EMPODEREMOS A NUESTROS HIJOS/AS.

  1. Siempre alienta. Lo mejor que puedes hacer es siempre alentar a tu bebé hacer lo que se propone, cuando comienza a caminar sus primeros retos es alcanzar algo, entonces guialo, motivalo, observalo de lejos (no tanto, obvio jijij). Si cae, procura no gritar, eso los asusta y además limita, pues si tu gritaste es porque fue muy malo lo que paso y por ende quizás volver intentar eso sea peligroso. Sé que gritar es inevitable, pero intentalo.
    Es importante que siempre le digas vamos hija tu puedes, yo sé que tu puedes. Y si le cuesta, preguntale si quiere o necesita ayuda.
  2. Siempre da un motivo. Si lo regañas o dices no por algo que hace, siempre dile la razón. Por ejemplo: «Juanita no saltes en la cama, si saltas te puedes caer y golpear alguna parte de tu cuerpo y te dolerá» O «Juanita, si saltas en la cama te caeras y te dolerá» vez es decir lo mismo sin usar el no (cuesta, lo sé)
  3. Ser siempre positivo. Si se cae tendemos a correr, por ello el ser positivos consiste en decirle «O te caiste mi amor, pero estás bien, ponte de pie«, si es más grande y le va mal en algo, siempre ver el lado positivo, por ejemplo: «si está vez no ganaste, no te preocupes, porque tienes más tiempo para ser el mejor«

Son cosas sensillas, pero que sin duda hacen una gran diferencia en el temperamento y personalidad de nuestros niños y niñas.

Cuentame qué otras cosas haces para empoderar a tu pequeña/o

Comenta con tu Face!

están comentando

!Sígueme!